martes, 25 de octubre de 2011

Sabias palabras

"Si no perdonas por amor, perdona al menos por egoísmo, por tu propio bienestar."
Dalai Lama.

Ya lo venía sintiendo, pero hoy lo corroboré. Por ti, por mi, por los buenos tiempos... y porque ya no tiene sentido. "La guarda" ha terminado. Hoy me siento tranquila, en paz... con amor para dar y para recibirlo.... por fin!! :)

martes, 11 de octubre de 2011

Emilio

De repente apareciste, de la nada y de forma cotidiana. Recuerdo que era un paisaje un tanto mediterráneo. Estabas en brazos de otra, pero no podía sentir celos, porque era mi hermana... creo. Tu cabello es oscuro, igual que tus ojos... profundos como mis pensamientos. Tu piel es morena clara, como la de tu padre... creo.
Jugueteas y coqueteas con todos, tal vez eso lo heredaste de tu raíz materna... tal vez no, es así.
 
Recuerdo tus miradas esquivas, pero cuando nos miramos de frente, tan profundamente, nuestros corazones se fundieron para hacerse uno. Noté tu presencia desde el inicio de mis visiones, pero no sabía quién eras, ni porqué estabas ahí y mucho menos la fortaleza del lazo que nos unía. Pero eres tan hermoso!!! Fueron tus ojos, esos ojos y tu sonrisa las que me cautivaron, me hicieron tuya desde ya y para siempre.  
Fue tan claro y tan real, que hasta nombre tenías: Emilio.

Abrí los ojos. Ya no estabas ahí, pero te sentía unido a mi. Tal vez aún no es tiempo de que te manifiestes en la realidad pero, ¿quién me dice que no lo eres y que mi verdad está en los sueños, contigo?

Emilio, mi amor, mi pequeño que en sueños he visualizado. Juntos, sólo que tú aún estás por mitad en la semilla de tu padre (¿?) y la otra mitad en mi.

Carita hermosa, piel de durazno y ojos azabache, espera, espero, esperemos el tiempo que nos lleve en esta vida para volvernos a encontrar, porque en la otra, en la onírica, ya nos abrazamos, nos besamos, nos miramos.

miércoles, 5 de octubre de 2011

En la exhalación

Ahí es donde te dejo, donde te dejé ayer y donde te debí haber dejado hace tiempo.
Ayer saliste como última bocanada de mi aliento, como último suspiro, como último pensamiento de dolor, y como último sentimiento de desquicio.
No voy a negar que tuve sentimientos de los cuales no debí aferrarme, sin embargo soy humana. Hoy, sin rencor, entendiendo tu condición y la mía, estás fuera y te libero no como dueña de ti, sino como una especie de yugo hacia mi (aunque no estuvieras conmigo), y tal vez, como una piedra en el zapato para ti.
Me recordé, una vez más, que aunque quiera a una persona a mi lado, aunque qusiera compartir mi futuro contigo, aunque..., aunque...., aunque todo y aunque nada, no puedo forzarte a estar en mi vida, si tú no lo quieres así, de ninguna forma y en ningún momento. Si prefieres estar solo o con alguien más para transformarle su vida... yo no tengo qué ver ni qué hacer.
Las palabras pareciera que se las llevó el viento y se las llevará también el tiempo, así como te llevó con él.
Te abrí las ventanas y las puertas... mi corazón lo tuviste abierto hasta las rasgaduras. Pero eso ya es un recuerdo, ya es parte de nuestra historia, la cual llevaremos en el alma, y no me causa empacho, eres y serás parte de mi en esta vida y sus reencarnaciones, así es el círculo del devenir.
Por eso mismo es que ahora hay un espacio donde vives, donde te quedas y donde te guardo el amor que se está convirtiendo en cariño.
Ayer saliste como una bocada de aire... de ese que libera sentimientos, que sale espontáneo como un suspiro pero al revés.
Tú, mi guerrero, fuiste parte de mi luz y ahora eres parte de mi transformación... Tú, mi guerrero, que llegaste sutil y te fuiste con fuerza.
Gracias

lunes, 3 de octubre de 2011

Como dice Jodorowsky...

"Cesa de exigir la conciencia a los seres que desean disolverse en la noche".
... Gracias. Me hiciste las cosas más fáciles.

sábado, 1 de octubre de 2011

Imágenes que se diluyen, sentimientos que se apaciguan...

"Cada vez iré sintiendo menos y recordando más, pero que es el recuerdo sino el idioma de los sentimientos, un diccionario de caras y días y perfumes que vuelven como los verbos y los adjetivos en el discurso".

Cuánta razón...